4.5.08

La Ascensión del Señor: Hechos 1:1-11; Efesios 1:17-23; Mateo 28:16-20

Hoy quiero prestar especial atención al Evangelio que hoy se encuentre en la parte final de Mateo. Es el pasaje famoso en el cual Jesús manda a los apóstoles a bautizar en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Cristo Rey triunfante y todopoderoso le da a los apóstoles la misión de ensenar a todas las naciones.

Aquí tenemos que parar y pensar: a todas las naciones. Jesús predicó solamente en Palestina y concentró su ministerio entre los judíos. Pero ahora tenemos algo revolucionario en su ambición y en su novedad: la misión actual es a todas las naciones, sin excepción ninguna.

Muchos protestantes se enfocan en el fin del mundo para la inauguración del reino de Cristo. La realidad es que hoy mismo, en esta misma temporada, ya esta el reino de Cristo presente en el mundo, y la característica clave de este reino presente es la evangelización. La evangelización es la presencia del reino de Cristo ahora. Sí, afirmamos que, cuando llegue el fin del mundo, vendrá el reino completo y perfecto de Cristo en un nuevo mundo sin pecado, sin sufrimiento, y sin muerte. Pero ahora el reino es la evangelización. Evangelizar a todas las naciones es el desarollo presente del reino de Cristo. Por eso, los Papas recientes han repetido muchas veces que la misión clave de la Iglesia es evangelizar.